¿Tiene USTED un ALMA INMORTAL?

 

            ¿Es cierto que nosotros, los seres humanos, vamos al cielo o al infierno cuando morimos? ¡Cientos de millones de personas dicen que SÍ! ¡Una de las creencias fundamentales de las religiones principales “Cristianas” es la de la inmortalidad del alma! En su creencia se basa el concepto de un infierno siempre en llamas como castigo para los malvados, y el cielo como recompensa para los salvados. La creencia en un “alma inmortal” de una forma u otra fue muy habitual entre las naciones paganas previas a la Cristiandad. Los filósofos Griegos y Romanos paganos especularon sobre el “alma”, al igual que hicieron los antiguos Babilónicos, Egipcios, Persas y Chinos.

 

            La Enciclopedia Católica acepta que la doctrina tiene su origen en la antigüedad, que el concepto de un “alma inmortal” en el hombre precede a Cristo y los apóstoles.

 

            ¿Pero es esta doctrina VERDAD? ¿Vino de la Biblia? ¿Enseñaron Cristo y los apóstoles la inmortalidad del alma?

 

Por Garner Ted Armstrong       pdf version

 

¿Tiene usted alma? ¿Es usted un alma? ¿Hay algo en usted que es inmortal que nunca morirá? Si es así, ¿cuándo, y cómo se metió ese “alma” en su cuerpo? ¿Le fue impartido en el momento de la concepción? ¿Entro en su cuerpo durante algún momento de su desarrollo fetal? ¿Le fue entregado a usted un “alma inmortal” en el momento que usted tomó su primer aliento, justo después de nacer?

 

Si usted tiene “alma”, ¿puede tocarla, probarla, sentirla, oírla u olerla? ¿Puede sacarla fuera y contemplarla? ¿Puede ver las “almas” de los demás? ¿Va Usted, usted la persona real, el más recóndito, privado, ser humano con todos sus pensamientos, inclinaciones, percepciones, conceptos y creencias, profundos anhelos, dudas y miedos, creencias y convicciones, percepciones sensoriales y sentimientos,  a SOBREVIVIR a la carne humana, y vivir para siempre?

 

De acuerdo con las llamadas religiones “Cristianas” la PERSONA verdadera está morando dentro de un cuerpo temporal. ¡El cuerpo es entendido como un traje temporal. La persona verdadera mora dentro de ese traje temporal; y en el momento de la muerte, el ahora inútil “traje” (el cuerpo) es desechado en el suelo o incinerado, mientras que la persona real planea bien al cielo o al siempre-llameante infierno! (En la tradición Católica, presuntamente hay varios planos intermediarios llamados “el purgatorio”.)

 

¿Cómo puede usted SABER, de una forma u otra, quién es la última autoridad que determina la verdad sobre cualquier asunto que tenga que ver con la vida y la muerte, el juicio, y el más allá?

 

¡A efectos de este artículo, la absoluta, final y divina AUTORIDAD es la Biblia, la Palabra de Dios escrita, inspirada, como aparece en los primeros manuscritos, y en sus idiomas originales!

 

¡Si su “autoridad” para sus creencias es un mito, superstición, fábulas, historias de presuntas visiones y conversaciones en el lecho de muerte con las “almas difuntas”; si su “autoridad” es el misticismo, las religiones orientales, supersticiones paganas y esotéricas, entonces no debería leer más – ya que este artículo acepta como autoridad única y final en el asunto de la llamada “inmortalidad del Alma” a LA BIBLIA, la Palabra escrita de Dios!

 

¿POR QUÉ, entonces, si tantos cientos de millones de seres humanos en tantas naciones están absolutamente convencidos de que poseen un alma inmortal, las palabras “alma inmortal” NO SE ENCUENTRAN en las Escrituras?

 

¿Qué es el Hombre?

 

Obviamente, la pregunta concerniente a si usted tiene un “alma inmortal” es realmente la pregunta ¿qué es usted?

 

Para los ateos y evolucionistas, el hombre es puramente un “mono sin pelo”. Los ateos que niegan a Dios ven al hombre como el resultado final de eras de casualidades; el resultado final de un milenio de aleatoriedad, “selección natural” y “la supervivencia del más fuerte”. Por supuesto, aquellos que rechazan la Palabra de Dios son miembros de sectas; tienen una FE ciega en la teorías de los “padres” evolucionistas, y ¡nada es MENOS CIENTÍFICO que la teoría de la evolución!

 

Aquellos que creen en la creación – que saben y entienden que la vida sólo puede venir de vida preexistente; y la vida preexistente de otra anterior; que entienden que las leyes sólo pueden venir de un gran legislador; que la perfección, simetría, interdependencia y el fabuloso diseño sólo pueden venir de un Diseñador Supremo – lo saben mejor. 

 

Saben que la familia humana empezó con un hombre, y una esposa, milagrosamente salida de su propio cuerpo y tal creación única y original como fue Adán mismo, formó la primera familia.

 

¡En cualquier caso, incluso a modo de argumento, aquellos que profesan la religión Cristiana y creen en la inspiración de la Biblia deben explicar qué es el hombre desde la perspectiva del relato de la creación revelado en la Biblia!

 

Cuando Dios creó a nuestro primer padre dijo, “Con el sudor de tu frente comerás tu pan hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste sacado. PORQUE ERES POLVO y al polvo volverás” (Génesis 3:19).

 

Dios estaba hablando con Adán, Él estaba hablando con el hombre consciente. No le dijo a Adán que sólo su cuerpo estaba compuesto por los elementos de la tierra; sino que “Adán” era realmente un “alma” encerrada dentro de un cuerpo físico y temporal. No, Él dijo que Adán ERA “arcilla roja” o “barro rojo” (ya que este es el verdadero significado de la palabra traducida del Hebreo “polvo”.)

 

Note: “¡Entonces el Dios Eterno formó al hombre con polvo de la tierra; luego sopló en su nariz un aliento de vida, y el hombre TUVO ALIENTO Y VIDA!” (Génesis 2:7).

 

Recuerde, la Biblia no fue escrita en Inglés. Principalmente, la Biblia fue escrita en Griego y en Hebreo; siendo el Hebreo predominante en el Antiguo Testamento y el Griego en el Nuevo.

 

¡La palabra “alma” no existía como tal en el tiempo en el que la Biblia se escribió. Es una palabra que viene del Inglés “soul”, con una connotación eclesiástica casi exclusiva!

 

Realmente, como usted verá, la palabra Inglesa “alma” (“soul”) debería ser prácticamente eliminada del idioma Inglés, y reemplazada con los muchos posibles sinónimos que connotan el verdadero significado del la palabra Hebrea “nephesh”.

 

¡Ya que la palabra Hebrea nephesh es la palabra de la cual se traduce la palabra Inglesa “soul” (“alma”)!

 

¡Naturalmente, entonces, nuestra investigación por conocimiento y entendimiento se centra alrededor del significado de la palabra nephesh!

 

¿Cuál es el significado, entonces, de la palabra HEBREA nephesh?

 

La Strong's Exhaustive Concordance dice, “(5315) nephesh; una criatura con vida, p.e. animal or vitalidad (abstr.): utilizada ampliamente en un sentido literal, acomodado o figurativo (corpóreo o mental); apetito, bestia, cuerpo, criatura, muerte, deseo, satisfecho, pez, fantasma, codicioso, él, corazón, (peligro de muerte, en peligro), lujuria, hombre, yo, mente, mortalidad, uno, propio, persona, placer, (ella, él, yo, tú) mismo, ellos (ustedes) mismos, matar, alma, lápida, ellos, cosa, deseo, ojalá.”

 

¡Vaya lista! Ve, la palabra Hebrea nephesh tiene que ver con el “ser”. ¡Por definición, tiene un uso amplio, en relación a la VIDA física, animal, alentadora de las criaturas de carne y hueso! Note que puede ser traducida por “muerte” e incluso “bestia” así como “lujuria”, “mortalidad” o “persona”.

 

¿Sabía usted que la palabra hebrea nephesh se usó varias veces en formas de vida inferiores PREVIAS incluso a haber sido utilizada en relación al hombre en la Biblia?

 

¡Note Génesis 1:20 donde nephesh es traducida “criatura en movimiento”, versículo 21 donde la misma palabra es traducida “criatura viviente”; versículo 24 donde nephesh es traducida “criatura viviente; y bestia”, versículo 25 donde es traducida “bestia”, en referencia a las ballenas, peces, crustáceos y formas de vida inferiores habitando el mar!

 

En esta descripción gráfica de la creación de todos los animales y criaturas habitantes del mar, la palabra nephesh se utiliza una y otra vez.

 

Naturalmente ni siquiera los traductores supersticiosos que fueron duramente estudiados por las doctrinas Romanas Católica y Anglicana en los mil seiscientos años no se atrevieron a traducir la palabra nephesh como “alma” en estos pasajes.

 

Ahora, vuelva y lea Números 19:11 “El que toque a un muerto, a cualquier cadáver humano, quedará impuro durante siete días.” En esta escritura, se discuten las leyes de purificación bajos los Levitas. ¡Una persona se consideraba “impura” si había tocado el cadáver o cuerpo putrefacto de una animal u otro hombre!

 

Note el versículo 22. “Todo lo que toque el impuro quedará impuro, y el que toque el alma [nephesh] quedará impuro hasta la tarde”.

 

La misma palabra traducida “alma” en el versículo 22 (que debería ser traducida por “individuo” o “persona”) es traducida como “CUERPO MUERTO” en el versículo 11. Métaselo en la cabeza; fijado firmemente la primera vez y para siempre. La MISMA PALABRA que se tradujo por “alma” en literalmente docenas de lugares en el Antiguo Testamento se traduce aquí por “cuerpo muerto”.

 

Ahora vuelva y lea Ezequiel 18, versículos 4 y 20. “Porque todas las almas [nephesh] me pertenecen, tanto el alma [nephesh] del hijo como la [nephesh] del padre, y el alma [nephesh] que peca, ésa MORIRÁ.” Aquí, estaría más claro si la traducción fuera “Porque todas las vidas me pertenecen, tanto la vida del hijo como la del padre, y el que peca, ÉSE morirá.”

 

El sentido de la escritura es la responsabilidad personal e individual ante Dios. Lo que Dios está diciendo a través de Ezequiel es que nadie puede dar excusas para pecar; que no podemos “cargar el muerto” señalando a otro como factor causativo de nuestros pecados.

 

La escritura no se entrega como una lección de si las almas son “inmortales” o no; además, porque la escritura expresa llanamente que “el alma que peca, MORIRÁ” representa una lejana, pero poderosa y concluyente PRUEBA de que la palabra Hebrea para “alma” (nephesh) significa físico, mortal, vida temporal, y no tiene nada que ver con la inmortalidad.

 

Por lo tanto, pregúntese a sí mismo, “¿dice la Biblia, sin importar lo que la Biblia entienda por “alma”, que las almas pueden MORIR?” Su evidente respuesta es que SÍ.

 

¡Entonces, con sus propios ojos, usted está contemplando la prueba absoluta de que la palabra traducida como “alma” no tiene absolutamente nada que ver con inmortalidad o espiritualidad; sino que tiene que ver con la existencia animal y humana, de carne y hueso, física y carnal!

 

La palabra nephesh se encuentra en 243 pasajes diferentes de la Biblia, y ha sido traducida de 11 maneras diferentes. Note que la expresión “el muerto” se traduce directamente de la palabra Hebrea nephesh en los siguientes pasajes: Lev´tico 19:22; 21:1; 22:4; Números 5:2; Números 6:11.

 

La misma palabra (nephesh) que se traduce como “alma”, muchas veces es representada como “cuerpo muerto” en Números 9:6, 7, 10.

 

Se traduce por “cuerpo” en Levítico 21:U; Números 6:6; 19:11, 13 y también en Ageo 2:1,3.

 

¿Qué Ocurre con el Nuevo Testamento?

 

La palabra Griega psuche es la única palabra que se traduce por “alma” en el Nuevo Testamento. Encontrará la palabra 105 veces en el Nuevo Testamento, de las cuales sólo se traduce por “alma” 58 veces, pero también representa “vida” (40 veces), “mente” (tres veces), y “corazón”, “con entusiasmo”, “nosotros” y “vosotros” (una vez cada una).

 

La palabra Griega psuche es la traducción exacta al Griego de la palabra Hebrea nephesh y se utiliza de la misma forma a lo largo del Nuevo Testamento.

 

Por ejemplo, psuche se utiliza para los animales inferiores, al igual que usted ya ha visto que nephesh se utilizaba para formas de vida inferiores en el primer capítulo del libro del Génesis. En Apocalipsis 8:9, la palabra Griega psuche (recuerde que ésta es la ÚNICA palabra que se utiliza para la palabra “alma”) se traduce por “vida”. Note también Apocalipsis 16:3, donde se habla de formas de vida inferiores, por tanto se utiliza la palabra “alma”. Lea la última escritura cuidadosamente. Describe una de las horribles plagas que está por caer sobre la tierra y el mar, y dice “todo alma viviente MURIÓ”. ¡Aquí hay una prueba más en el Nuevo Testamento de que la palabra “alma” ha encontrado su camino significando un ser, o un algo viviente, que puede MORIR! En este caso, se utilizó para varias formas de vida (de las cuales hay miles) en el mar.

 

La palabra Griega psuche también se utiliza para individuos. En muchas ocasiones, al realizar un plan de aterrizaje cuando yo pilotaba un avión, teníamos que incluir la información de cuántas personas estaban a bordo del vuelo. Todos los expedidores de compañías aéreas hacían lo mismo. Algunas veces, muchos pilotos llamando durante sus planes de vuelo decían que había muchas “almas” a bordo, usando e intercambiando la palabra por individuos, o personas. Cuando el titular de los periódicos hablar de tantas “almas” que se han perdido en el hundimiento de un barco, están usando la palabra de una forma muy similar a lo que ocurre 14 veces en la Biblia. Para probarlo, lea Hechos de los Apóstoles 2:41-43; 3:23; 7:14; 27:37; Carta a los Romanos 2:9; 13:1; 1ª Carta a los Corintios 15:45; Jacob 5:20; 1ª Carta de Pedro 3:20; 2ª Carta de Pedro 2:14; Apocalipsis 6:9; 18:13; 20:4.

 

En esos pasajes, la palabra Griega psuche se utiliza para la vida del hombre, que puede ser destruida o perdida.

 

Un ejemplo clásico de donde los traductores han manipulado indebidamente al traducir del Griego se encuentra en Mateo 16:25 y 26.

 

Note la forma en la que se traduce en la versión del Rey Jacob: “Pues el que quiera asegurar su vida [psuche] la perderá, pero el que sacrifique su vida [psuche] por causa mía, la hallará.

 

¿De qué le serviría a uno ganar el mundo entero si se destruye a sí mismo [psuche]? ¿Qué dará para rescatarse a sí mismo [psuche]?”

 

Evidentemente, ya que la misma palabra Griega se utiliza en ambos pasajes; y ya que está traducida de forma diferente en el versículo 26 (alma) a la forma en la que se utiliza en el versículo 25 (vida), fue decisión del traductor el cambiar la forma en la que se representa esta palabra Griega psuche en los dos versículos.

 

Honestamente, y para ser justos con la palabra, debería haber sido traducida de la misma forma en amos pasajes. ¡Aquí, es evidente que la palabra funcionaría mejor traducida por “vida”, tal y como fue traducida en el versículo 25! Ya que, después de todo, es su vida lo que usted puede perder – y que puede entregar en lugar de su VIDA?

 

La cuestión es que, la palabra Griega psuche es apta en tantas aplicaciones como lo es la palabra Hebrea nephesh, y puede incluso ser utilizada para expresar los sentimientos, pasiones y los estados de ánimo humanos.

 

La palabra pshuche, por ejemplo, se traduce por “mente”, “nosotros”, “vosotros”, “corazón” y “con entusiasmo”.

 

Bajo ningún concepto podría NUNCA esta palabra Griega connotar algo que sea inmortal, o “extrafísico”, en el sentido de algo espiritual.

 

La palabra “alma” en el Antiguo Testamento siempre se coge de la palabra Hebrea nephesh y no significa nada inmortal; al igual que la palabra “alma” en el Nuevo Testamento se coge de la palabra Griega psuche, y sólo significa mortal, temporal, HOMBRE físico y humano, que está sujeto a la muerte.

 

¿Qué Ocurre al Morir?

 

Está claro tanto desde el Hebreo como desde el Griego, los idiomas originales de la Biblia, que el hombre muere de la misma forma que lo hace una animal. “Porque los hombres y los animales tienen todos la misma suerte: como mueren unos, mueren también los otros. Todos tienen el mismo aliento vital y el hombre no es superior a las bestias, porque todo es vanidad.

 

Todos van hacia el mismo lugar; todo viene del polvo y todo retorna al polvo.” (Eclesiástés 3:19, 20).

 

Note como los escritores inspirados de la Biblia describieron la condición de la muerte: Job escribió, “El hombre, nacido de mujer, tiene una vida breve y cargada de tormentos.

 

“como una flor, brota y se marchita; huye sin detenerse, como una sombra.” (Job 14:1,2).

 

En el mismo capítulo, Job dice, “así el hombre se acuesta y no se levanta; [obviamente, es una referencia a la resurrección y los 'nuevos cielos y la nueva tierra'] desaparecerán los cielos, antes que él se despierte, antes que se alce de su sueño.

 

“¡Ah, si tú me ocultaras en el Abismo, si me escondieras hasta que pase tu enojo y me fijaras un plazo para acordarte de mí!

 

“Un hombre, una vez muerto, ¿podrá revivir?. Entonces yo esperaría, todos los días de mi servicio, hasta que llegue mi relevo. [Evidente referencia al cambio en la resurrección; 1ª Carta a los Corintios 15:50-52.]

 

“Tú llamarías, y yo te respondería, ansiarías ver la obra de tus manos.” (Job 14:12-15).

 

Dios inspiró a David para escribir un gran acuerdo sobre el asunto de la vida y la muerte. David dijo, “Ningún hombre permanece en la opulencia, sino que muere lo mismo que los animales: … como ovejas en el Abismo [sheol] , la Muerte será su pastor; bajarán derecho a la tumba, su figura se desvanecerá y el Abismo [sheol] será su mansión. Pero Dios rescatará mi vida [Hebreo nephesh – significa VIDA] , me sacará de las garras del Abismo [note que el Abismo tiene GARRAS sobre el tipo de 'vida' connotado por la palabra Hebrea nephesh]. Y Él me recibirá.

 

“El hombre rico no reflexiona, y muere lo mismo que los animales.” (Salmos 49:12-21).

 

Porque Dios Todopoderoso revela que nosotros los seres humanos – la creación de sus manos – somos Sus hijos, y que resucitaremos DE ENTRE LOS MUERTOS, Él inspiró a David al escribir, “¡Qué penosa es para el Señor la muerte de sus amigos!” (Salmos 116:15). 


¡Hay muchos ejemplos en la Biblia sobre lo que pasa al morir!

 

No hay Ningún sitio en la Biblia en el que aparezcan las palabras “alma inmortal”. Hay un “espíritu en el hombre” que se menciona en la Biblia, lo que es un asunto muy profundo, y que requeriría un volumen completo para explicarlo. En resumen, el “espíritu en el hombre” (mencionado por Job y el Apóstol Pablo que habló de cómo el Espíritu Santo de Dios “presenció con nuestro espíritu” que somos hijos de Dios) es esa esencia espiritual que eleva la mente del hombre a un nivel mucho más superior que la mera mente de los animales.

 

La Biblia claramente revela que Dios Todopoderoso está engendrando HIJOS.

 

Incluso como los seres humanos no se reproducen sin vida que engendre vida; la vida masculina uniéndose con la vida femenina; así Dios Todopoderoso revela que Su Espíritu Santo no se une con la mera carne; sino que hay un “espíritu en el hombre”, muy probablemente en los lóbulos frontales del cerebro (que es por lo que la “frente” se menciona tan frecuentemente), donde nuestro deseo tiene poder; donde existe nuestra voluntad, nuestra capacidad de tomar decisiones y nuestra personalidad.

 

Cuando la Biblia habla, metafóricamente, de “el corazón”, está hablando de esa parte de la mente humana en la que reside nuestra actitud y nuestro CARÁCTER. Recientes esclarecimientos científicos han revelado que el cerebro humano está dividido en varias partes diferentes. Algunas partes del cerebro controlan tales cosas como nuestra coordinación, equilibrio; nuestra capacidad física y atlética; otras partes tienen que ver con nuestras percepciones sensoriales como el sistema nervioso central, los ojos, etc. Otras partes tienen que ver con la memoria, y los lóbulos frontales, tras la frente del cerebro humano controlan la parte del cerebro que TOMA LAS DECISIONES.

 

Quizá haya una gran significado en el simbolismo de aquellos que reciben la “marca de la bestia” en sus frentes (significa voluntariamente; con su propio permiso, aceptación y voluntad) cuando uno entienda esta simple verdad.

 

Pero este “espíritu en el hombre” no es “inmortal”. La Palabra de Dios dice claramente que SÓLO Dios tiene inmortalidad. El hombre es representado como un ser temporal, carnal, físico – del polvo. Él se consume y perece. Sin embargo, piense profundamente en ello por un momento. Incluso como el patrón para todo lo que es usted era un germen pequeño, microscópico de vida de su padre, uniéndose con un huevo de vida de su madre; incluso como el “patrón” que tenía que determinar su apariencia, su altura, su forma, el color de sus ojos y de su pelo, la textura de la piel, los talentos y habilidades, estaba todo milagrosamente contenido en esa microscópica pizca de vida, así Dios Todopoderoso está construyendo en nuestras vidas Cristianas un patrón, a través del poder de Su Espíritu Santo que puede engendrar una “nueva creación en Cristo” al estar en conexión con el espíritu en el hombre.

 

Incluso como su padre humano le estampó a usted su identidad – le dio su NOMBRE – del mismo modo su Padre celestial está poniendo Su propia identidad, Su nombre, y Su personalidad dentro de Sus hijos.

 

La falsa doctrina de la “inmortalidad del alma” OCULTA ESTA GRAN VERDAD.

 

Si Dios le está permitiendo entender verdades más profundas de Su Palabra a través de este artículo, entonces el mérito es de Dios Todopoderoso. Si Dios le está revelando verdades más profundas, usted debería ir a Carta a los Romanos, al capítulo octavo y leer con más entendimiento que nunca el capítulo entero. Particularmente, mientras estudia este capítulo tan importante, lea el versículo 29. “En efecto, a los que Dios conoció de antemano, los predestinó a reproducir la imagen de su Hijo, para que él fuera el PRIMOGÉNITO entre MUCHOS HERMANOS. Sí, así como Jesucristo fue el primer engendrado entre toda la humanidad; Él fue también el primer NACIDO de entre los muertos. ¡Qué plano! ¡Qué simple!

 

¡El mayor fenómeno que vemos alrededor nuestro es el de la VIDA! ¡Vemos el hecho milagroso de que la vida viene de una vida preexistente del mismo tipo; que la vida has muerto para perpetrarse a sí misma; que Él produce especies, reproduce especies, y que nosotros los seres humanos, a través del amor en el matrimonio, reproducimos nuestra propia especie!

 

¡Dios Todopoderoso está reproduciendo Su especie!

 
 

-Fin-

 

Puede copiar y distribuir esta información solamente a amigos y familia, sin cambios, sin cargo y dando todo el crédito al autor y el editor. No se puede publicar para el público general.

 

La intención de esta publicación es que sea usada como herramienta de estudio personal. Por favor, sepa que no es sabio aceptar la palabra de nadie porque sí, así que compruebe todas las cosas por sí mismo en las páginas de su Biblia.

 

La Asociación Evangélica Garner Ted Armstrong

P.O. Box 747

Flint, TX 75762

Teléfono: (903) 561-7070 * Fax: (903) 561-4141

 

Hay más literatura GRATUITA disponible en nuestra página Web:

 

www.garnertedarmstrong.org

 

Las actividades de la Asociación Evangelista Garner Ted Armstrong se pagan con contribuciones, ofrecimientos y donativos entregados libremente por cristianos y compañeros de trabajo que se dedican a predicar la palabra según Jesucristo.